Licenciatura

 

 

ANTECEDENTES

Antecedentes

La Licenciatura en Actuación de La Casa del Teatro, tiene su origen en 1994 y es a su vez, culminación de los talleres, seminarios, conferencias y puestas en escena, que desde 1992 ha realizado La Casa del Teatro. Sus egresados han demostrado que se trata de una instancia exitosa de formación de profesionales del teatro con rango de excelencia.
VISIÓN PEDAGÓGICA

Visión Pedagógica

Diseñada para responder a la necesidad de formar actores comprometidos con su comunidad, con su realidad y con el porvenir de su arte, la Licenciatura en Actuación se crea como un proyecto de formación que contempla al teatro como finalidad y al arte de la personificación como especificidad.

La representación teatral y las artes escénicas que le dan forma, dejan de ser imitación o reproducción mecánica de acciones, parlamentos y ambientaciones para convertirse en creación sólo cuando, desde la interioridad de la persona y en comunión con otras personas, surge, se exterioriza y se expande la actuación irrepetible de cada representación.

La interiorización del personaje es posible si existe en el actor una profunda vida interior; a su vez, la interacción del personaje con sus pares sólo es vivificante cuando se produce a partir de una radical experiencia de trabajo en grupo y de vida comunitaria.

Con fundamento en estas dos premisas: vida interior y experiencia comunitaria, la Licenciatura en Actuación de La Casa del Teatro ha establecido, como idea rectora de su programa de formación en las artes teatrales, la idea pedagógica de construir al sujeto de la teatralidad a partir de la constitución del individuo en persona en el seno de una comunidad creadora e interactuante.

Gracias a esta visión de la pedagogía teatral, La Casa del Teatro se ha convertido en una instancia de irradiación de eficaces metodologías, técnicas y estrategias teatrales a nivel nacional e internacional.

La teoría del teatro, en cuanto conjunto articulado de conocimientos sobre la teatralidad, propuesta orgánica del quehacer teatral y sistema regulado de experimentación, se constituye en teoría viva y eficaz cuando su propio discurso permanece sistemáticamente vinculado al ejercicio cotidiano de la teatralidad y sujeto a la dinámica del aprendizaje crítico e innovador proveniente de la práctica.

Bajo un esquema de interacción permanente, La Casa del Teatro ha diseñado su programa académico contemplando tres grandes líneas maestras del desarrollo del perfil de sus alumnos: La lingüística, la metodológica y la poética.

  1. a) Dimensión lingüística del teatro. Parte de pensar el teatro en el ámbito del lenguaje. Entender el teatro como un lenguaje, es entenderlo como un sistema material de signos autónomos invariable y dinámico, que es una convención creada, autosuficiente y exhaustiva que pretende un ejercicio eficaz de comunicación.

Dentro del ámbito del lenguaje distinguimos tres niveles: lenguaje, lengua y habla, y reconocemos tres dimensiones que funcionan en el ejercicio lingüístico: signo, significado y referente.

  1. b) Dimensión técnica del teatro. La técnica se basa en el criterio y en la capacidad de crear un discurso lógico que es la metodología. La técnica es un desafío creativo, una asignatura de invención propia que sigue un método. En la búsqueda de una técnica recuperamos el valor del “método experimental” que surge desde la ciencia y reconocemos la experimentación como capacidad para descubrir las variantes y constantes en el trabajo del actor. Tratamos de proporcionar al alumno las herramientas que le permitan reconocer las constantes de su trabajo para ir construyendo un método.
  2. c) Dimensión poética del teatro. La poesis es la capacidad de crear una visión del mundo, de la vida. En este sentido, el actor que aspire a convertirse en artista (más allá del ejercicio técnico o lingüístico) debe aventurarse a plasmar en su creación escénica un sentido de la existencia; lo que implica para el actor la construcción de una estructura de pensamiento.
MODELO PEDAGÓGICO

Modelo Pedagógico

Mediante el plan de estudios de Licenciatura en Actuación, La Casa del Teatro se propone la formación de un actor dramático, capaz de responder a las exigencias de un arte de ficción personificado, en donde el actor será el encarnador del sujeto de la ficción.

Para conseguir esta capacidad de personificación en el actor, comenzamos por fomentar en el alumno el ejercicio del propio criterio, a través del pensamiento crítico y del análisis sistemático. Sólo cuando el alumno ha desarrollado un criterio que le permita discernir, investigar, articular las distintas ramas de la formación para ponerlas al servicio de la ficción, será capaz de iniciar un proceso de creación artística.

El carácter de nuestra institución educativa se manifiesta en que no se trata sólo de que el alumno sepa, sino que sepa que sabe y sabe porque puede y porque quiere. Este carácter, no se reduce por tanto, a la transmisión de conocimientos, sino atiende a la formación intelectual, práctica, ética y social con una participación reflexiva, consciente y propositiva de los estudiantes en el ámbito teatral de nuestro tiempo.

Dentro de los objetivos del plan de estudios se contempla la necesidad de partir de un marco general compartido que determine el sentido de la enseñanza de cada una de las áreas, para evitar que los alumnos desarrollen un aprendizaje superficial, sin dirección y de esta manera fortalecer la identidad artística y cultural de La Casa del Teatro.

Por otra parte, la conformación de la planta docente que participa en el proceso formativo, integra una diversidad de perfiles académicos y artísticos donde confluyen distintas trayectorias y enfoques.

El modelo pedagógico de La Casa del Teatro tiene como objetivo, por tanto, construir al sujeto de la teatralidad a partir de la constitución del individuo en persona en el contexto de una comunidad creadora e interactuante. Este objetivo se trabaja en cuatro dimensiones paralelas:

a) La formación de la persona. Implica la fundación de la propia identidad, fincada en la dinámica del autoconocimiento, en el ejercicio del pensamiento crítico, en el desarrollo de la vida interior del sujeto.
b) La construcción del sujeto comunitario. El teatro por principio es un arte colectivo. Por ello intentamos formar al alumno dentro de una conciencia de grupalidad, en actividades comunitarias que fomenten su espíritu de colaboración y trabajo en equipo.
c) La formación del artista. Proporcionar al estudiante las herramientas técnicas y los elementos del lenguaje teatral que le permitan encauzar su necesidad creadora a través de la construcción del mundo de la ficción.
d) El compromiso con la sociedad. El arte como representante de la realidad, exige del artista un conocimiento pleno de su entorno social. Intentamos formar actores comprometidos con la problemática humana de su tiempo, dentro de la convicción de que el arte tiene la capacidad de contribuir a transformar la realidad.
La integración de estas cuatro líneas pedagógicas tiene como sentido último conseguir la excelencia artística del actor: la condición artística se alcanza en la medida en que el individuo ha logrado consolidarse como persona a partir de una dinámica de autoconocimiento, para trascenderse a sí mismo en el proceso de encarnación del personaje. La interiorización del personaje es posible si existe en el alumno una profunda vida interior; a su vez, la interacción de los personajes sólo puede producirse a partir de una radical experiencia de los actores en la formación grupal y en la vida comunitaria.

La capacidad de personificación se consigue a través de tres etapas del proceso creativo que deben desarrollarse en el alumno:

  1. a) El actor como lector profesional de la ficción. Es el primer acercamiento del actor al texto dramático. El actor debe ser capaz de desentrañar los signos del texto a través de herramientas metodológicas como el análisis tonal, el contexto histórico de la obra y la historiografía del contexto del autor. El actor como lector deconstruye los signos de la textualidad dramática a partir de un proceso de profesionalización de la lectura que denominamos exégesis.
  2. b) El actor como dramaturgo. Una vez que el actor se ha sumido en el análisis del texto dramático, tiene como tarea desentrañar la lógica del comportamiento del personaje. El actor debe ser capaz de construir una causalidad que el autor dramático no ha hecho explícita en el texto, y esto es lo que denominamos la dramaturgia del actor: la capacidad del actor para estructurar los determinantes de su personaje: antecedentes, objetivos, conflicto, etc.
  3. c) El actor personificador. El tercer paso de este proceso consiste en la capacidad del actor para imprimir su trabajo de análisis en su tejido corporal; es decir, que todo lo estructurado debe asumirlo personalmente y por lo tanto ponerse en la situación del personaje y encarnarlo.
ESTRUCTURA

Estructura Curricular

A partir de las premisas y directrices desarrolladas en el Modelo Pedagógico, se ha definido una estructura curricular que responda a las características de la formación profesional de actores bajo lineamientos y principios que hagan posible que los objetivos de aprendizaje sean alcanzados, potenciando la vinculación entre la teoría y la práctica.

En este sentido, se ha optado por un modelo académico, que logre la adecuada síntesis entre el diseño curricular por asignaturas y el curriculum por ámbitos de formación y áreas de conocimiento, lo cual facilita la coherencia entre asignaturas, contenidos y objetivos de aprendizaje.

Resulta importante subrayar que una de las características centrales de la propuesta educativa de La Casa del Teatro consiste en la articulación del proceso formativo escolar, con el desarrollo de actividades comunitarias por parte de la población estudiantil de los grados avanzados, por tanto, la vida académica basada en la estrecha relación entre los diferentes integrantes de la comunidad, cobra una dimensión fundamental para la formación del individuo-actor en el contexto social.

Bajo la premisa de que el teatro y su quehacer es una actividad eminentemente colectiva, que implica la formación de la persona en ámbitos más amplios del conocimiento, -reconociendo el ser y su esencia- donde la vivencia personal constituye un elemento sustantivo e insustituible para la creación artística y, por ende, el cumplimiento de su función social, la articulación de la formación escolar, la creación colectiva y el desarrollo de actividades y tareas diversas relacionadas con la vida en comunidad, contribuyen a la formación y consolidación de actitudes, valores y creencias que forman parte de la concepción que del teatro y la actoralidad se plantea La Casa del Teatro.

Con esta organización curricular se promueve la relación directa entre contenido y método, favoreciendo la instrumentación de metodologías de enseñanza y evaluación, se establecen pautas para el trabajo docente, así como para las actividades de aprendizaje del alumno y su participación en el proceso formativo. Asimismo permite una mayor amplitud de acciones que promueven el desarrollo de las capacidades, actitudes y valores individuales del alumno, basadas en la construcción colectiva.

De tal forma que se asume la enseñanza de la actoralidad en el nivel superior, bajo las siguientes consideraciones:

  • Lograr mediante la organización curricular, que cada sujeto de aprendizaje incorpore los conocimientos de una manera progresiva, conforme a sus propias capacidades y habilidades.
  • Propiciar que el alumno se apropie de los fundamentos que intervienen en el fenómeno actoral y la puesta en escena, a partir de las tres líneas maestras del desarrollo: La Lingüística, la Técnica y la Poética, mediante la construcción del conocimiento basada en la relación dialéctica entre la teoría y la práctica de los campos disciplinarios que confluyen en el proceso formativo.
  • Valorar el trabajo y práctica independiente que realiza el alumno fuera del aula, para así desarrollar las habilidades y destrezas necesarias, aplicando los conocimientos teórico-prácticos para la realización y producción escénica.

La Licenciatura en Actuación consta de cuatro años y comprende el estudio de 40 asignaturas organizadas en cuatro campos de formación y siete áreas de conocimiento:

Con el fin de ubicar los cuerpos temáticos que intervienen en la formación del actor; así como sustentar académicamente las condiciones de operación, organización de los servicios y de la administración escolar que se requieren instrumentar para garantizar que tanto la aplicación del plan de estudios como el proceso de formación de los estudiantes se realice de acuerdo a los planteamientos establecidos; se delimitan dentro de la estructura curricular cuatro campos de formación, que a su vez incluyen siete áreas de conocimiento, y cuatro ejes.

Las áreas de conocimiento establecidas en el plan de estudios, agrupan asignaturas a partir del campo de conocimiento al que pertenecen sus contenidos y objetivos de aprendizaje. La conformación de cada área en lo que a número y tipos de asignatura se refiere, depende de las características y de las necesidades que la formación del actor plantea, conforme al perfil de egreso propuesto. Así, los campos de formación son:

  1. Pensamiento y emotividad
  2. Cuerpo e imagen visual
  3. Fonética, Verbalización y Sonorización.
  4. Realización escénica

Las áreas de conocimiento son siete:

Campos de formación
Pensamiento y Emotividad

Cuerpo e Imagen Visual

Fonética, verbalización y sonorización

Realización Escénica

Áreas de conocimiento
Actuación y Teatrología

Biomecánica y Plástica Teatral

Ortofonía y Música Teatral

Producción Teatral/ Procesos de montaje

Los ejes de formación que atraviesan en una dinámica progresiva, campos y áreas, son cuatro:

  1. Neutralidad-Deshinibición
  2. Estructuración Ficticia-Estructuración Dramática
  3. Dramaturgia-Personificación
  4. Hermenéutica Teatral-Espectáculo
RELACIÓN

Relación continua entre teoría y práctica

La caracterización y tipos de asignaturas se establece a partir de sus propósitos particulares, así como de los contenidos y metodología de trabajo que cada una de ellas plantea dentro de la formación y desarrollo académico del estudiante.

Así, para la totalidad de las áreas, se requiere de una relación continua de la teoría a la práctica y de la práctica a la teoría, garantizando con ello no sólo la interpretación de un personaje de una obra específica,  sino el análisis de los aspectos teórico- conceptuales que se necesitan para comprender la globalidad del fenómeno teatral en general y la práctica actoral en particular.

Lo anterior explica el por qué, bajo los principios pedagógicos y disciplinarios de la educación que brinda La Casa del Teatro, no existen materias exclusivamente teóricas en este plan de estudios.

Este criterio pedagógico pretende subrayar el carácter práctico comprendido en el concepto fundamental de poiesis, que entiende que en la dimensión poética del teatro, pensar es hacer.

La posible confusión terminológica proviene de la habitual confusión entre los conceptos poiesis y praxis, ya que en las taxonomías habituales de los diseños pedagógicos sólo suele entenderse por praxis, la necesaria oposición a teoría como episteme.

Justamente en esta concepción poética sólo resulta epistemológico lo poiético. La formulación de Artaud tantas veces citada en nuestra fundamentación expresa elocuentemente este cambio conceptual en la taxonomía pedagógica:  el teatro es metafísica en acción.

A fin de ser congruentes con los principios y directrices sustantivas de la educación teatral, se consideró que para lograr el dominio de los aspectos teóricos, conceptuales y metodológicos del quehacer actoral; se requiere del estudio individual  y/o grupal independiente de las clases en el aula, por lo que se establecieron también créditos de práctica teatral, entendida como las actividades de estudio individual y sistemático que el alumno realiza fuera del aula, de acuerdo con las horas semanales mínimas que requiere realizar para lograr un adecuado desarrollo.

LICENCIATURA

Objetivos Generales del Plan de Estudios

Con la formación que ofrece este plan de estudios se pretende que el estudiante se construya como sujeto de la teatralidad y sea capaz de construir personajes considerando la dimensión compleja de carácter dramático, conociendo y manejando su instrumento básico de expresión, que en el caso del actor es su propio ser: su cuerpo, voz, pensamiento, emotividad y experiencia vital.

Este objetivo lo trabaja el alumno en cuatro dimensiones paralelas: la formación de la persona, la construcción del sujeto comunitario, la formación del artista y el compromiso con la sociedad. La integración de estas cuatro dimensiones tiene como fin último que el alumno consiga la condición artística del actor, que se alcanza cuando el individuo ha logrado consolidarse como persona a partir de una dinámica de autoconocimiento, para luego trascenderse a sí mismo en el proceso de encarnación del personaje.

Para lograrlo requiere:

  • Utilizar sus conocimientos y habilidades actorales en cualquiera de las exigencias genéricas de la tradición dramática, así como poseer una estructura metodológica que organice sus conocimientos teatrales y cuente con una propia de autoconocimiento complejo de su ser total.
  • Conocer las metodologías exegéticas y hermenéuticas del fenómeno dramático y conocer la semántica y la fenomenología que determinan la relación mimética entre la realidad y su representación.
  • Conocer los elementos que estructuran la construcción del personaje ficticio y poseer los conocimientos suficientes que permitan identificar las características de lo dramático
  • Conocer las estructuras rítmicas y melódicas, así como los diversos géneros y estilos de la música.
  • Conocer la realidad social de su entorno y la relación que éste guarda con las manifestaciones artísticas actuales, así como tener una postura crítica frente a ellas.
  • Conocer la diversidad de factores, elementos y disciplinas que intervienen en la producción teatral.
LICENCIATURA

Perfil del Egresado

Al concluir sus estudios, el egresado de la Licenciatura en Actuación será capaz de:

 

 

CONOCIMIENTOS

  • Conocer y manejar su instrumento de expresión, que en el caso del actor es su propio ser: su cuerpo, voz, pensamiento, emotividad y experiencia vital.
  • Distinguir y conocer los diferentes géneros, corrientes y estilos dominantes en la historia del teatro occidental.
  • Conocer las metodologías exegéticas y hermenéuticas del fenómeno dramático.
  • Conocer las estructuras rítmicas y melódicas, así como los diversos géneros y estilos de la música.
  • Tener el conocimiento de la semántica y la fenomenología que determinan la relación mimética entre la realidad y su representación.
  • Poseer una estructura metodológica organizadora de sus conocimientos teatrales.
  • Contar con una metodología propia de autoconocimiento complejo en el ámbito de su cuerpo, mente y psique.
  • Conocer los elementos que estructuran la construcción del personaje ficticio.
  • Poseer los conocimientos suficientes que permitan identificar las características de lo dramático.
  • Conocer las estructuras dramáticas que constituyen la diversidad de las manifestaciones escénicas.
  • Conocer los contenidos que posibilitan la identificación de las diversas características expresivas del cuerpo y de la voz.
  • Conocer la diversidad de factores, elementos y disciplinas que intervienen en la producción teatral.
  • Conocer de modo suficiente y general la dimensión diacrónica y sincrónica del fenómeno artístico.
  • Poseer conocimientos generales y suficientes de la proyección social de los fenómenos artísticos y culturales.
  • Poseer conocimientos suficientes sobre la realidad social de su entorno y la relación que éste guarda con las manifestaciones artísticas actuales.
  • Tener un conocimiento interno profundo.

 

HABILIDADES

  • Disponer de sí mismo como instrumento eficaz en el ejercicio de la profesión teatral.
  • Ser ágil de mente y cuerpo, versátil, de amplio registro interpretativo.
  • Ser capaz de construir su personaje en la dimensión compleja de carácter dramático.
  • Utilizar sus conocimientos y habilidades actorales en cualquiera de las exigencias genéricas de la tradición dramática.
  • Ser capaz de responder con eficacia a las exigencias mínimas que demandan los modos de producción de los medios masivos.
  • Ser capaz de enfrentar los desafíos que señalan las exigencias máximas que formula la aspiración estética del teatro.
  • Realizar en sí mismo la hermenéutica dramatúrgica que sustenta su creatividad.
  • Identificar las estructuras rítmicas y melódicas así como los diversos géneros y estilos de la música.
  • Convertirse en sujeto de la intersubjetividad de su comunidad teatral.
  • Ser eficiente en el cumplimiento de sus tareas escénicas de manera sostenida a lo largo de las temporadas teatrales.
  • Desarrollar las habilidades comunicativas que lo hacen capaz de transmitir los conocimientos teatrales que posee.
  • Extraer de las realidades experimentadas, los objetos que en el proceso de transformación poética constituyen la ficción.

 

ACTITUDES

  • Poseer una postura crítica frente a las diversas manifestaciones artísticas.
  • Tener iniciativa en el trabajo colectivo.
  • Contar con un sentido de la disciplina teatral.
  • Mostrar una actitud continua de superación.
  • Demostrar solidaridad gremial.
  • Manifestar responsabilidad ciudadana.
  • Poseer equilibrio entre aspiraciones, capacidades y trabajo.
  • Respetar al espectador.
  • Tener una actitud profesional frente al trabajo teatral.
LICENCIATURA

Maestros

Stefanie Weiss

Es Licenciada en Psicología por la UAM Xochimilco, estudió la Licenciatura en Actuación en la Casa del Teatro en Coyoacán.

Naolli Alejandra Eguiarte

Egresada de La Casa del Teatro en el 2005. Entre sus maestros se encuentran: Luis de Tavira, Rogelio Luévano, Martín Acosta, Nora Manneck, Ruby Tagle, Luis Rivero, entre otros.

Andrea Celeste Padilla Gutiérrez

Egresó de la carrera de psicología por parte de la Universidad Iberoamericana campus Ciudad de México en verano 2009 y por La Casa del Teatro A.C, de la carrera de actuación en 2014.

Luis de Tavira

Es director de escena, pedagogo, fundador de instituciones de enseñanza teatral como el Centro Universitario de Teatro, Núcleo de Estudios Teatrales y la Casa del Teatro, A. C.

Patricia Yáñez

Egresada del Centro Universitario de Teatro de la UNAM. Fundadora de la compañía El Coro de los Otros.

Mauricio Pimentel

 

Teresina Bueno

 

Rodrigo Espinosa Lozano

Actor y Músico egresado de la Casa del Teatro. Ha participado en diversas obras de teatro como: Jardín de pulpos de Arístides Vargas, Belice, Siberia, entre otras.

Octavio Michel Grau

Egresado del CENTRO UNIVERSITARIO DE TEATRO (CUT) de la UNAM, también es egresado del curso de actuación Integral en el Centro de Arte Dramático (CADAC).

Miguel Cooper

 

Estela Leñero

Estela Leñero es dramaturga, maestra y crítica teatral. Sus temas sobre mujeres y marginados, se entremezclan con historias de introspección y experimentación escénica.

Quy Lan Lachino

Estudió la Licenciatura en Actuación egresando de La Casa del Teatro en la CDMX (2001-2005).

Jorge León

Realizó sus estudios académicos en la licenciatura en actuación de La Casa del Teatro y en el diplomado de Teatro del Cuerpo; se ha especializado en teatro físico.

Antonio Salinas

 

Raúl Rodríguez de la Peña

Su carrera artística y docente se ha caracterizado por una versatilidad disciplinaria, siendo no solo actor, acróbata, violinista profesor y arreglista musical sino también Quirofísico y Acupunturista.

Gabriela Gullco

Inicia su trabajo como docente en 1998 impartiendo clases de Tango y Ballet para adultos. Desde hace más de 20 años se ha dedicado a la enseñanza de Iniciación a la Danza para Niños.

Llever Aíza

 

Ramón Márquez Cadaval

Actor, maestro y coreógrafo de combate escénico y docente de versificación española. Es egresado de la 6ª Generación (2005-2008) de la Carrera de Actuación en CasAzul Artes Escénicas Argos.

Violeta Sarmiento

Nació en la Ciudad de México en 1977. Es actriz, licenciada por el Centro Universitario de Teatro (CUT).

Cynthia Sánchez

Realizó sus estudios musicales en el Conservatorio de las Rosas (Morelia, Mich) y en la Facultad de Música de la UNAM bajo la tutela de Thusnelda Nieto.

Sonia Machorro

Originaria de la Ciudad de México, egresó con honores de la Escuela Superior de Música del INBA y realizó estudios de Posgrado en Interpretación Musical en la UNAM.

Julio Infante

 

Cecilia de Tavira Servitje

Es Maestra en Estudios de Arte con especialización en la línea de investigación de Arte y la Educación y Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Iberoamericana.

Gabriela Bourges

 

LICENCIATURA

Egresados

LICENCIATURA

Aviso de Privacidad Simplificado

La Casa del Teatro, A. C. (Casa del Teatro), con domicilio ubicado en Vallarta 31-A Plaza de la Conchita, Colonia del Carmen, Coyoacán, C.P. 04100, Ciudad de México, es responsable del uso y la protección de sus datos personales.

La recolección, uso y tratamiento de su información personal será para el cumplimiento de los fines sociales de Casa del Teatro, como institución dedicada a la promoción y difusión de la cultura y el arte teatral y a la prestación de servicios de enseñanza teatral.

Para conocer el Aviso de Privacidad Integral, diríjase a la Secretaria Académica, al correo electrónico: controlescolarcasadelteatro@hotmail.com